Psicoterapia individual

El proceso psicoterapéutico está orientado al establecimiento o la recuperación del bienestar psicológico, entendido como la consciencia profunda de un equilibrio emocional sereno y armonioso.

Para eso se visibilizan y estudian los obstáculos que impiden una percepción e interpretación relativa a una vida sana. Estos obstáculos son formados por creencias negativas sobre nosotros y creadas en épocas pasadas, cuya función era la de protegernos, pero que sin embargo, y hoy en día, solo generan temor, rigidez, torpeza y tristeza.

Si darnos cuentas, estas creencias negativas se mantienen vigentes y se basan en la suposición incorrecta de que “el futuro será como el pasado”, puesto que no tienen en cuenta nuestras capacidades,  en el presente, aprendidas a lo largo del tiempo.

Mediante el abordaje tanto del EMDR como de la Psicoterapia Sensoriomotriz, sobre todo en un estado de Conciencia Plena (Mindfulness), se aclaran y disuelven los obstáculos, permitiendo una actualización cognitiva, emocional y somática del propio Yo.

 

Psicoterapia Grupal

Desde una perspectiva Sistémica y Teorías del Apego, todos tenemos unos sentimientos de filiación y pertenencia a una familia, consistente en vínculos afectivos, y que se manifiestan como dinámicas o patrones relacionales y actitudes socializadoras. Estas dinámicas relacionales, aprendidas en la infancia, se manifiestan en las relaciones con otros sistemas, tales como grupos de amigos, entorno laboral, pareja sentimental e hijos, etc.

En los encuentros grupales se fomenta una conciencia activa de estas dinámicas enfocada a producir un conocimiento alternativo de capacidades y posibilidades para que se puedan integrar los recursos y las herramientas personales dirigidos al establecimiento de unas relaciones sanas, con límites adecuados, y que propicien la autonomía e independencia.